Según la clase de combustión existen varios tipos:

Caldera Atmosférica: Aspira el aire del cuarto dónde está instalada para producir la combustión en una cámara abierta, cuando termina la combustión, saca los gases utilizando una chimenea por tiro natural. Como son muy peligrosas, su instalación está prohibida.

Caldera estanca: Es una caldera que puede ser convencional, de Bajo NOx o de condensación, pero que en todos los casos produce la combustión dentro de una cámara estanca, de forma que no está en contacto con el aire del cuarto dónde esta instalada. El aire que requiere la combustión se absorbe del exterior utilizando un conducto y los gases de la combustión son tirados al exterior por un conducto de tiro forzado.

Calderas Bajo Nox: son calderas estancas que disponen de un sistema de combustión que permiten disminuir la emisión de Óxidos de Nitrógeno (NOx), de forma que disminuyen sustancialmente el impacto medioambiental de los gases expulsados. Las calderas de clase 5 de emisiones son calderas con emisiones por debajo de 70mg/kwh.

Calderas de condensación: utilizan la energía del vapor de agua de los gases de la combustión. El vapor de agua de los gases se condensa, de modo que al convertirse en agua, libera una cantidad de energía útil que en otras calderas es desperdiciada. Como se obtiene un rendimiento superior se produce un ahorro de un 25% en el consumo de la factura de gas. Requieren un conducto para poder  desaguar el agua condesada que tiene un ph ácido. Al igual que las de Bajo NOx se deben instalar en instalaciones nuevas o en reformas si tienen un de conducto de salida a la fachada o a un patio interior con las medidas correctas.

Calderas instantáneas: son un tipo de caldera que producen calefacción y agua caliente sanitaria (A.C.S.) para grifos. Es la clase que normalmente se instala en pisos.

Calderas de microcumulación: son calderas instantáneas que tienen incorporado un pequeño deposito de aproximadamente unos 3 o 5 litros para agua caliente a la temperatura de uso, de modo que salga agua más rápidamente cuando se abre un grifo.

Caldera de acumulación:tiene instalado un deposito acumulador de agua caliente de entre 45 o 60 litros aproximadamente. Al estar el deposito dentro de los envolventes de la caldera, tiene una dimensiones mayores que una caldera instantánea. Son las adecuadas para domicilios unifamiliares que requieren unos niveles de agua caliente mas elevados al tener varios baños.

Hay tres principales  clasificaciones de potencias en calderas murales para domicilios según la potencia son 23-25kW, 28-29kW y 33-35kW. Cualquier caldera de alguna de estas potencias pueden satisfacer sin problema las necesidades de calefacción de domicilios de hasta unos 115 m². Las calderas instantáneas más potentes son capaces de calentar un caudal de agua mas grande, de modo que entrega el caudal necesario para dos grifos de agua caliente al mismo tiempo. Hay que contar con el numero de baños, personas que viven y sus necesidades, como el caso que utilicen dos duchas simultáneamente, se deberá elegir calderas de entre 23-25kW o más potencia.

 

Write a comment:

You must be logged in to post a comment.

logo-footer

Síguenos:              

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies